domingo, 13 de agosto de 2017

Anorexia: Más allá de la Comida


La Anorexia, que se incluye dentro de los desórdenes alimentarios, debe tratarse como un trastorno psicológico que empuja a las personas que la padecen a suprimir un constante y enorme deseo de comer por miedo a ganar peso.
   Las personas que padecen anorexia, palabra que significa literalmente pérdida nerviosa del apetito, están obsesionadas con el temor a que si no controlan su apetito, perderán definitivamente la batalla contra el impulso de saciarlo y ya no podrán dejar de comer nunca más. La obsesión por Adelgazar es en realidad secundaria al miedo de perder el control sobre el propio cuerpo.
  
El hecho de privarse de alimento se interioriza como un acto de superioridad y control sobre los impulsos del propio cuerpo. La consecuencia es una pérdida de peso progresiva, aunque quien padece el trastorno continúe pensando que tiene un problema de sobrepeso.
Tipos de anorexia
   La anorexia puede clasificarse en dos tipos, en función de la forma utilizada para perder peso.
* En el método restrictivo, la persona se somete a una severa restricción de alimento con la finalidad de adelgazar.
* En el método de la autopurgación, la persona ingiere una gran cantidad de alimento para saciar un impulso incontrolado de comer, y acto seguido y llevada por el sentimiento de culpabilidad, se provoca el vómito o toma laxantes y diuréticos para eliminar el alimento ingerido.
Criterios para el diagnóstico
1 Existe un rechazo a mantener un peso superior al mínimo saludable en relación a la edad y la altura.
2 La persona siente un gran miedo a ganar peso.
3 La percepción personal está distorsionada y no se advierte la pérdida de peso.
4 Se da una alteración de los ciclos menstruales, por ejemplo la desaparición de un mínimo de tres
menstruales consecutivos, que degenerar en amenorreas.
Causas que inducen a padecerla
   Tratándose de un trastorno psicológico, es difícil determinar las causas, ya que los que pueden inducir
a la Anorexia dependen de cada persona. De todas maneras, desde diferentes campos se han aventurado los orígenes de esta enfermedad.
   Aunque algunos expertos que han identificado algunas disfunciones en el hipotálamo (la pacte del cerebro que controla los procesos del metabolismo} se decantan por un trastorno de tipo orgánico, en general se achaca la enfermedad a causas de índole psicológica. Esta teoría parece obvia si se tiene en cuenta que nuestra
sociedad rinde un culto exagerado al cuerpo y en ella la apariencia física es la base de 1a mayoría de relaciones personales.
Efectos Psicológicos

   La anorexia tiene efectos psicológicos importantes y dañinos.
* En la mayoría de los casos se sufre de depresión y ansiedad. La persona se irrita fácilmente por cualquier motivo y se aísla de los demás, en gran medida debido al temor a que se descubra su verdadera personalidad.
* La fatiga es otro de los síntomas, y en general comporta una pérdida de concentración y de atención.
* Además de la obsesión por la comida se puede desarrollar un desorden obsesivo-compulsivo. Se controla el peso y las calorías que se ingieren de forma enfermiza, y existe un comportamiento compulsivo y desmesurado en relación a la práctica de ejercicio físico, Incluso puede iniciarse una adicción al alcohol las drogas o el juego.
* En general, las personas anoréxicas son exageradamente sumisas, ansiosas por complacer a los demás. Para ello se esfuerzan con desmesura para mostrarse perfectos en todos los sentidos.

Efectos Físicos
* El aparato circulatorio resulta afectado tanto por la pérdida de peso como por la inanición. Se pueden producir bradicardias (baja actividad del corazón), así como hipotensión (baja presión sanguínea) o arritmia (alteraciones en el ritmo cardíaco).
* La anemia es una enfermedad que se da a menudo en anoréxico y que pude derivar en problemas inmunitarios y en un mayor riesgo de infección.
* El aparato digestivo padece trastornos gastrointestinales, (dolor abdominal, estreñimiento permanente..), debido a la reducción de alimento y al uso de laxantes.                                                                                               
* La inducción al vómito se traduce, en muchos casos, en la erosión de la dentadura, incluso en la pérdida de alguna pieza dental, y en una infección de garganta, que puede llegar a sangrar.
* Además de la evidente pérdida de peso se dan otras señales físicas: La piel tiene una apariencia seca y deshidratada, con una tonalidad amarillenta. Las uñas se vuelven quebradizas y sin brillo. El pelo crece fino, quebradizo y con tendencia a caer y puede aparecer en lugares no habituales, como en la cara, o la espalda.
* El sistema endocrino también sufre alteraciones. Las más notables son las que afectan al ciclo menstrual, los cambios hormonales o el crecimiento de los huesos, mientras que la glándula tiroides, al ser “engañada”, reduce su actividad para preservar calorías.
Tratamiento
   La asistencia psicológica a la persona que sufre Anorexia, la terapia conductual y el apoyo de los familiares o amigos es imprescindible para asegurar un pronóstico favorable. Teniendo en cuenta que puede tardarse unos años a superar el problema, hay que considerar la posibilidad del ingreso en un centro hospitalario.
Un dato alarmante
   Según los expertos, la mitad de las adolescentes de entre 14 y 16 años han hecho alguna dieta y la mayoría está acomplejada con su peso
Campaña para prevenir la anorexia
 “Come bien para vivir mejor” es el lema de la campaña informativa que el Ministerio de Sanidad y Consumo lleva a cabo en los medios de comunicación, con el objetivo básico de dar a conocer la problemática situación acerca de los trastornos de la alimentación, y prevenir la Anorexia y la Bulimia entre los adolescentes,
   El principal mensaje de la campaña es que hay que comer para disfrutar de la vida y de todas aquellas cosas que interesan a los jóvenes (conciertos, fiestas, el deporte, la lectura...). La iniciativa partió de la Asociación Española de Agencias de Publicidad, con el fin de sensibilizar a la sociedad en general sobre este tipo de enfermedades, consideradas problemas de salud pública que en los últimos tiempos han merecido una atención creciente. Los expertos advierten de la complejidad del problema, en el que influyen pautas de comportamiento de origen social a las que los jóvenes son especialmente sensibles. Pese a no existir estudios epidemiológicos fiables que puedan dar datos sobre la incidencia de la Anorexia y la Bulimia, se considera que el porcentaje de afectados está en torno al 0,5% de los jóvenes de entre l4 y 24 años, con lo que España está en una situación similar a la de los países de su entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario